Vertebrados: Esqueletos (Osamentas)

La evolución doto a los vertebrados de un esqueleto fuerte que a través de millones de años se moldeo para adaptarse a las necesidades de cada especie.

Wall1
Esqueletos (Osamentas)

Los huesos son los principales informantes de la evolución. En estas transformaciones sucesivas de las especies vivientes, una de las tendencias más recurrentes ha sido la búsqueda de la simplicidad, aunque no siempre es así. Los peces tienen incontables huesos, pero en general la selección natural acabó por fusionarlos en el tránsito hacia los anfibios, reptiles, mamíferos y aves. Además, delineó mejor sus formas para conseguir un esqueleto resistente. Fue la respuesta evolutiva al abandono de la vida marina.

En la tierra se exigía a los vertebrados mayor velocidad y fuerza. Los animales que desarrollaron movimientos rápidos juntaron muchos huesos y desecharon los innecesarios, como sucedió con las patas de los caballos y las alas de las aves. Las primeras estructuras óseas surgieron en el periodo Cantábrico, hace unos 350 millones de años, poco después de la gran explosión de la diversidad animal. En primitivos peces hallados en China ya se aprecian huellas de cráneo formado por cartílago. A la aparición de la primera pieza esquelética debieron seguir las vértebras. Hoy, las mixinas son las representantes de un grupo de peces con una espina dorsal y un cráneo muy antiguo y cartilaginoso. El esqueleto fosfatado duro tardaría aún muchos millones de años en aparecer.

En el periodo Ordovícico surgieron los peces acorazados, con vértebras y osamenta externa, pero aún sin mandíbulas. Éstas no se formaron sino hasta millones de años después, a partir de los arcos braquiales en el periodo Silúrico. Hace unos 370 millones de años los miembros de un grupo de peces pulmonados desarrollaron aletas para apoyarse y asomar la cabeza fuera del agua. Luego aprendieron a moverse con ellas en tierra firme. Sus descendientes anfibios y reptiles caminaban con las patas distribuidas a lo largo del cuerpo.

Cambios y consecuencias

El siguiente gran avance conseguido de manera independiente por los dinosaurios y los mamíferos, fue modificar su cintura para colocar las patas más abajo. Así se mejoró la agilidad y facilitó acceder al sustento. Los mamíferos redujeron su mandíbula, reciclaron los huesillos para conseguir un oído agudo y diversificaron  sus dientes para procesar mejor el alimento. Un último cambio, aparentemente insignificante, transformó para  siempre al planeta: unos simios africanos remodelaron su pelvis y patas posteriores, y adoptaron una postura erecta. El profesor de ciencias naturales Jean Baptiste de Panifieu, autor de Evolution, explica que el desarrollo de los vertebrados no fue siempre en la misma dirección, es decir, hacia la simplificación y la eficiencia.

“En los esqueletos a veces vemos una mayor complejidad y a veces no. En general los dientes de los mamíferos eran menos numerosos pero más diferenciados que los de los reptiles. Sin embargo, los delfines tienen más cantidad de dientes y todos menos complejos que los de sus ancestros”, explica. La evolución, agrega el experto, no supuso siempre ventajas para todos. “Igual que algunas especies de caballos crecieron y se hicieron más veloces, otras terminaron siendo mucho más pequeñas”.

Pitón (Pythion regius)
Pitón (Pythion regius)

Es una especie de boa constrictor que habita en las regiones tropicales de Asia, África y Australia. Su cuerpo se caracteriza por ofrecer atractivos patrones de tono negro, crema, amarillo y blanco, los cuales han variado debido al cautiverio.

Osamenta: Al nacer mide entre 40 y 50 centímetros y en su madurez alcanza varios metros de largo. Estos ofidios, que aun presentan vestigios de sus patas posteriores –el par de huecesillos sueltos-, poseen mandíbulas que pueden separarse por completo para tragar presas grandes. El ejemplar de la foto mide 2.30 metros de largo.

Guepardo (Acinonyx jubatus)
Guepardo (Acinonyx jubatus)

También conocido como chita, es una animal que aun puede verse por zonas de la África Subsahariana y Oriente Medio. El guepardo presenta muchas características que no se encuentran en otros felinos. Tiene las patas largas y esta diseñado para alcanzar grandes velocidades.

Osamenta: Todo el esqueleto de este felino es una maquina de correr. Sus extremidades largas y delgadas, y su columna flexible, le permiten generar un gran impulso. La enorme cola facilita los giros bruscos, como si fuera un timón. Cuenta con una estructura muy semejante a la del perro; tiene almohadillas plantares duras, con los bordes agudos, en lugar de las almohadillas elásticas que presentan el resto de los felinos, que junto con las uñas romas no retráctiles le permiten mayor rapidez y la posibilidad de frenar para hacer paradas bruscas.

Cuenta además con un rudimentario dedo, mas desarrollado que otras especies de gatos salvajes, que le permite sujetar con mas fuerza a sus presas. Su cráneo es pequeño en comparación con el resto del cuerpo, y sus ojos están situados bastante alto, lo que le sirve de gran ayuda para trepar por encima de montículos o tener una mas amplia visión, mientras que sus conductos nasales son grandes para permitir el ingreso de las cantidades adicionales de oxigeno que requiere en su carrera final hacia la presa.

Cerdo hormiguero (Orycteropus afer)
Cerdo hormiguero (Orycteropus afer)

Este animal tiene más parentesco con el elefante que con los osos. Cuenta con grandes orejas erguidas que le proporcionan un agudo sentido del oído y puede plegar para moverse en su madriguera. Sus patas son cortas y de garras muy fuertes, con cuatro dedos en las patas anteriores y cinco en las posteriores.

Osamenta: Morfológicamente no tiene similitud con la mayoría de los vertebrados. Se caracteriza por un largo y estrecho hocico que alcanza 45 cm de largo y un cráneo casi aerodinámico con pequeños ojos y oídos. Su cola con pelaje espeso es tan larga que llega a medir entre 60 y 95 cm, longitud equivalente a la de su cuerpo.

Este mamífero de tamaño medio mide alrededor de 1.36 metros de largo y tiene dientes de superficie plana en la parte superior de la mandíbula, indispensables para triturar insectos.

Sifaka diademado (Propithecus diadema)
Sifaka diademado (Propithecus diadema)

Es un lémur que vive en Madagascar, el cual se ha adaptado completamente al clima cálido de la isla. Por lo general alcanza un peso de entre 6 y 8 kilos; el promedio de las hembras es 6.26 y el de los machos 5.94.

Osamenta: Como se aprecia en este esqueleto, que mide 92 cm de la cabeza al final de la cola, el primate está diseñado para saltar y sostenerse de manera vertical. Sus patas traseras están muy  desarrolladas y las delanteras le sirven para trepar con rapidez.

Anuncios

5 comentarios

  1. Es de esos temas que te abren el apetio de aprender
    Magnifico.

  2. AMIGOS DISECO ANIMALES DE TODO TIPOS DOMESTIOS AVES Y PECES ETCCCCCCCCCCCC
    taxiderrmywilliams@hotmail.com 0448116641088

  3. la evolución es una farsa.

  4. necesito la evolución del esqueleto en los vertebrados quien sabe?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: