Adiós al plátano

platano

La fruta favorita del mundo está en un manojo de problemas: el plátano común, de la variedad asiática llamada Cavendish, está sucumbiendo a causa de la enfermedad de Panamá, un mal contra el cual no existe cura. El hongo que lo provoca hace que las hojas se marchiten y se caigan, y deja el resto de la planta expuesto a cantidades letales de luz solar. Esta no es la primera vez que la enfermedad de Panamá arrasa con un plátano omnipresente: en los sesenta del siglo pasado se cobró con la vida de la Gros Michel (“Big Mike”). Desde entonces, la Cavendish, de menor tamaño, pero aparentemente inmune, ha sido una valiosa sustituta. Pero ahora, una variedad nueva y atroz del hongo, reportada por primera vez en Malasia en los noventa, está exterminando las plantas Cavendish del mundo. Todas ellas son genéticamente idénticas, así que lo que mata a una matará a todas. El experto en plátanos, Dan Koeppel –becario de National Geographic Society–, dice que la mayor esperanza para la fruta radica en su diversidad. Con ese propósito, los investigadores experimentan con cientos de variedades silvestres, en un intento por diseñar un plátano resistente a las enfermedades que a la vez sea sabroso y robusto, y cuya belleza perdure.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: