Íncubos y Súcubos

En las imágenes del demonio la sexualidad desempeña un papel central. Según la visión de los teólogos de la Edad Media, la principal estrategia que los agentes del mal empleaban para ganarse el alma de las personas era tener relaciones carnales con ellas. Los íncubos eran enviados masculinos del demonio que penetraban a las mujeres, éstas podían morir durante el acto sexual, aunque a veces sobrevivían y daban a luz hijos deformes.

Los súcubos tomaban las formas de mujeres hermosas para seducir a los hombres, recibir su semen y adquirir así la energía necesaria para continuar viviendo. Identificados con las prostitutas, fue más común creer en ellos que en los íncubos. Recordemos que la gran mayoría de personas acusadas de mantener supuestos tratos con el diablo fueron mujeres, y que cientos de ellas murieron por cargos de brujería. Ese hecho se interpreta hoy como una muestra más de la misoginia en la cultura occidental motivada por la religión católica que, hasta la fecha, prohíbe a los sacerdotes tener relaciones sexuales para evitar que despierte en ellos la tentación del mal. Los numerosos casos de pederastia en la Iglesia actual son una muestra tardía de los efectos contraproducentes de la supuesta lucha contra el demonio, y sus estrategias represoras.

Una respuesta

  1. nunca e visto a esta demonio ni nada de el pero meparese interesante saber de el

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: