La estrella Sirio y nuestro planeta

El Dr. Robert Temple, mientras estudiaba antiguos documentos egipcios. Su búsqueda lo llevó a una tribu africana, los dogon, quienes basan toda su mitología y gran parte de sus costumbres en la mencionada estrella. El Dr. Temple descubrió, por ejemplo, que los dogon saben que Sirio tiene una compañera invisible que gira a su alrededor, la enana blanca Sirio B, cuya existencia se comprobó luego de ser fotografiada con éxito en 1970. También saben el período exacto (tiempo que tarda en girar alrededor del cuerpo principal) de Sirio B, que es de aproximadamente 60 años, y que es una de las estrellas más pesadas del universo.Es bueno tener presente que Sirio B no sólo es invisible al ojo desnudo, sino que resultaba invisible para los telescopios más poderosos hasta hace algunas décadas; además, para poder determinar su peso y el período de su rotación, son necesarios instrumentos de precisión y conocimientos matemáticos muy avanzados. Debemos saber también que los dogon son una tribu que apenas ha llegado un poco más allá de la Edad de Piedra.

¿Cómo pueden saber estas cosas? Dicen que las saben porque un visitante de Sirio se las dijo, hace varios miles de años.

El Dr. Temple ha descubierto menciones y símbolos relativos a Sirio en buena parte del mundo antiguo, sobre todo en Egipto y Babilonia. Encontró, por ejemplo, que todo el calendario egipcio giraba en torno a los movimientos de esta estrella; que para los antiguos iniciados egipcios, la diosa Isis era un símbolo de Sirio y el dios Osiris (esposo de Isis) simbolizaba a la Compañera Oscura de Sirio (aclaramos que una enana blanca, como Sirio B, es una estrella que ya no brilla porque ha consumido totalmente aquellos recursos que le permitían hacerlo). A partir de antiguas inscripciones, Temple demuestra que una de las imágenes más conocidas de Isis, con una estrella sobre ella, otra a sus pies en el agua y la otra en la tierra, era un símbolo de la conexión entre nuestro planeta con Sirio; sin saber que esta imagen aparece en una de las cartas del Tarot… “La Estrella”.

¿Hubo un contacto?

Por medio de un detallado examen de los mitos egipcios, babilónicos y dogon, el Dr. Temple afirma que existió un contacto con seres provenientes del sistema solar de Sirio en la región de Sumeria, aproximadamente en el año 4500 antes de Cristo. Los pueblos de aquel entonces incorporaron a sus mitologías tal encuentro y los conocimientos obtenidos a través de él, y con el tiempo sus tradiciones se expandieron hacia otros lugares, llegando sus rastros hasta nuestros días.

Aprox. 30.000 a.C.: Chamanismo (los chamanes y brujos de diversas culturas de la época sabían algo sobre el tema)
Aprox. 4000 a.C.: Contacto con Sirio
Aprox. 1000 a.C.: Mitos egipcios y babilónicos / Tantra indio / Taoísmo / Cultos ortodoxos (hindú, budista, islámico, cristiano, etc.) / Gnosticismo / La ruta de la seda (Roma-norte de India)
Aprox. 700 d.C.: Sufíes
Aprox. 1000 d.C.: Caballeros templarios
Aprox. 1600 d.C.: Hermetismo / Alquimia / Giordano Bruno / Rosacruces / Francmasonería / Dr. John Dee
Aprox. 1800 d.C.: Los Iluminados / Golden Dawn – Ordo Templi Orientis
Aprox 1900 d.C.: Wilhelm Reich / Aleister Crowley / Gurdjieff
Presente

Algunos arqueólogos señalan que, entre los años 4500 y 3500 antes de Cristo, los pueblos de la región de Egipto y Sumer pasaron de ser culturas en estado primitivo de carácter tribal a civilizaciones prósperas basadas en monarquías, con un amplio desarrollo de las ciencias, artes y oficios, todo ello en un tiempo relativamente breve en términos históricos; algo casi imposible para cualquier pueblo de aquella época. Hombres de ciencia como Temple sugieren que este avance se debió al contacto con seres mucho más avanzados, y no falta quien relaciona esto con la Atlántida.

Un dato que coincide con estas teorías es que la antigua mitología egipcia habla de sus dioses como seres que llegaron al país e instruyeron a los pobladores acerca de ciencias, artes y mucho más.

Fuentes: “Paradigmas: mitos, enigmas y leyendas contemporáneas” n° 8, año 1986 y “El secreto final de los iluminados” de R. A. Wilson.
Se recomienda leer “El misterio de Sirio” de R. Temple, Ed. Martínez Roca, 1982

5 comentarios

  1. Muy buena información; te felicito.

  2. Me ha encantado ver la estrella Sirio a través de vuestra página, el comentario adicional es precioso, lleno de magia . Os felicito por vuestro trabajo hecho con amor.
    Vuestra hermana.

  3. los provenientes de otras planetas o galaxias como los sirios y que efectivamente visitaron las tribus o pueblos antiguos, lo sigen hciendo hoy en dia, pero no son mas que huestes espirituales de maldad habitando las regiones celestes (es decir todo el espacio o universos)

  4. ME GUSTO E ITERESO MUCHO LO QUE PONES SOBRE EL ORIGEN DE SIRIO EN LA TIERRA Y ME GUSTARIA SABER MAS SOBRE ELLA Y SU DE COMO NOS INFLUYE

  5. GRACIAS A USTEDES ESTOY APRENDIENDO
    MUCHISIMAS COSAS, PERO ME DOY CUENTA
    QUE CADA DIA SE MENOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: