El cerebro del genio (Albert Einstein)

Cerebro Einstein

El 18 de abril de 1955 falleció en Princeton, Estados Unidos, el que es considerado el científico más genial del siglo XX: Albert Einstein.Aunque él había solicitado ser incinerado, los médicos estimaron que uno de sus órganos era demasiado valioso para convertirse en humo y cenizas. Así, antes de meter su cuerpo a las llamas, su cerebro fue retirado del cráneo. El proceso de extracción fue descrito con lujo de detalles por el periodista Michael Paterniti en su libro Driving Mr. Albert. En él relata cómo el doctor Thomas S. Harvey, patólogo del hospital de Princeton, arrancó con un cuchillo el cuero cabelludo, cortando desde una reja a la otra por la parte trasera de la cabeza, y después hacia la coronilla. “La piel se desprendió del hueso con un sonido similar al de la cinta de embalaje cuando se separa de una superficie. Luego, el patólogo movió la piel de la cara hasta dejar fuera todo el cráneo, blanco vainilla, y con una sierra abrió la cabeza de Einstein. La partió como un coco, quitó un poco de hueso, peló las meninges viscosas y cortó las venas conectivas, los nervios y la médula espinal. Y entonces, finalmente, tuvo delante la enorme perla desigual. Harvey metió los dedos temblorosos dentro del cáliz del cráneo y sacó el cerebro reluciente. ”Lo cierto es que tras tener en sus manos el ‘premio’, quiso conservarlo para él estudiarlo, por lo que lo guardó en su auto y comenzó una travesía del órgano que duró varios días. En la cajuela del vehículo los trozos de la masa encefálica del genio flotaban dentro de un recipiente de plástico. Tras haber cruzado Estados Unidos de costa a costa, la materia gris que cambió el mundo con la Teoría de la Relatividad llegó a la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey donde permanece guardado hasta hoy. Su conservador es el patólogo Elliot Krauss, quien se ha pasado casi diez años enviando trozos infinitesimales de los restos del cerebro de Einstein a un puñado de ansiosos científicos que quieren estudiarlo.

albert-einstein

Se ha comprobado que el cerebro de Einstein era más ancho de lo normal. El estudio del cerebro más cotizado del mundo reveló que el genial científico tenía enormes cantidades de células gliales –las estructuras que dan soporte a las neuronas– en las áreas del hemisferio izquierdo. Los expertos creen que ese lado del órgano controla las destrezas matemáticas y las habilidades lingüísticas, entre otras. Otros investigadores de la Universidad de McMaster, en Canadá, descubrieron que el físico alemán nacido en 1879 contaba con un hemisferio izquierdo de lo más generoso, concretamente, un 15% más ancho de lo normal. También detectaron que la hendidura que separaba ambos hemisferios no se extendía completamente de la parte delantera a la trasera, lo que permitía que el cerebro del científico fuera más abundante en neuronas que el de la mayoría de los mortales.

3 comentarios

  1. horrible pero resumido nom me quejo

  2. no me quiero imaginar como se debe haber sentido Harvey al ver sacado el cerebro del genio

  3. la neta passa pro ls ace falta muxa muxa + informacion okis okis suerte p la proxima

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: