El código secreto de los soles (1814)

b2.jpg

Tras ocho meses de estudios, Joseph von Fraunhofer (1787-1826) empezó a trabajar en el Instituto de Óptica de la abadía de Benedikbeuern, un monasterio benedictino desconsagrado dedicado a la fabricación de cristal. Ahí descubrió el modo de crear los mejores cristales ópticos, a la vez que invento un método extraordinariamente preciso para medir la dispersión.

b1.jpg

En 1814 fue el primero que investigo metódicamente las líneas de absorción en el aspecto del Sol –en ambas imágenes, unas líneas oscuras y delgadas que lo cruzan-, las cuales llevarían Kirchoff y Bunsen a inventar en 1859 el espectroscopio. Todo ocurrió mientras Fraunhofer media los índices de refacción de diferentes clases de vidrio que utilizaba como prismas; observo que en el espectro producido por una llama de sodio aparecían finas líneas oscuras. Mas tarde estudio con detalle cientos de líneas espectrales e identifico las principales con letras de la A a la G. Observo que la posición relativa de las líneas del espectro de los elementos era constante, independientemente de si el espectro lo producían metales incandescentes, los rayos directos del Sol o la luz reflejada por la Luna y los planetas. Hasta que Fraunhofer ideo la retícula de difracción, un dispositivo que sirve para separar la luz en su longitudes de onda, la espectroscopia era mas un arte que una ciencia. Hoy se emplea para medir la edad de una estrella o la distancia a la que se encuentra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: