El Conde de Montecristo: Carta para Mercedes

Gandi Alberto Santa Briceño

Autor: Gandi Alberto Santana Briceño (Requiem de Satania)

-Con todo el amor que sobrevive a la soledad-

(Este escrito esta inspirado en el libro de el Conde de Montecristo, en el capitulo del Castillo de If, cuando Edmundo Dantes fue encarcelado. Libro de Alejandro Dumas)

Mi querida Mercedes, encantada princesa catalana, cómo quisiera que estás fueran mis más elocuentes palabras, cuanto daría por estrechar tu dulce cuerpo nuevamente, por besar de nuevo el carmín de tus labios, para olvidarme, para perderme en la demencia sublime de tú belleza, pero ahora sólo puedo ver frente a mí, un calabozo frió y húmedo sin porvenir, y yo intento comprender si jamás si quiera imagine terminar mi vida en condición tan cruel, a veces pierdo la noción de la realidad y mí alma vuela mas allá; allá dónde tú estás y a tus sueños susurrar, lo queme duele que no estés junto a mí, no sé si mí vida deba seguir. Porqué sé bien ahora, que los deseos no rompen cadenas, ni mi amor será la llave que abra esta celda, lo digo con mucha tristeza; cuanto quisiera no tener tan grande certeza de que mis sueños se tropiezan con estas terrenales cadenas.

Si pudieras señor debilitar estos barrotes que me separan de la felicidad y me aferran al hilo tan delgado que conduce a la locura, reino y refugio de los condenados, quisiera no saber que él mañana renacerá con la mediocre luz que se desliza por una ventana. ¿Porqué prisión por un acto que no cometí? ¿Jamás acaso escapare a este fin? Mercedes no soy quien para detener tú vuelo, mis alas fueron cortadas por la injusticia de no sé que razón, ¿que mente tan despiadada y malvada?, mutila una vida y los ideales de otra, es que acaso el príncipe de la noche, no descansa en su sed de sufrimiento, porqué existen los demonios que se alimentan de amores condenados, he ilusiones heridas, no sé por qué, sólo sé que en esta, que será mi ultima carta, deseo decirte que espero que la luz del sol, jamás roce el hermoso borde de tus labios, que la calma lúgubre de la noche, no matice nunca de tristeza tu corazón, que la felicidad para ti sea un dulce fruto que alimente tú espíritu hasta el final de tus días, y que por ultimo, con él mas grande dolor que a teñido a mi alma, espero que encuentres a alguien que te ame a un más que yo, no Mercedes no quiero que pienses más en mi, porque él hombre que un día conociste lleno de buenos deseos, aquel niño inocente que se hizo a la mar lleno de alegrías se esta muriendo lentamente, carcomido por la venganza y tal vez ese sea un viaje del cual su espíritu no tenga un regreso, en este momento sólo espero si Dios es justo, algún día nos volvamos a ver, y esta ves no habrá quien haga a este amor desaparecer, en este viaje de desolación ruego a Dios me de voluntad, pues habito en la morada del dolor sin esperanza te dejo libre, mi amada Mercedes, como siempre lo fuiste, y trabaja por tu la felicidad que fuese alguna ves para los dos. Con amor Edmundo Dantes.

Visitarme en: http://www.metroflog.com/requiemdesatania

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: